Conéctese con nosotros

Disney Plus

El incompleto arco argumental de Anakin en ‘Star Wars’ encuentra su esperada conclusión en ‘Ahsoka’

Publicado

el

Hay algo en el final de la historia de Anakin en la trilogía original de Star Wars que siempre nos ha parecido incompleto: sus últimos momentos con Luke y esa épica frase de “Tenías razón sobre mí” nunca estuvieron a la altura de la redención que esperábamos. Era como si la versión de Hayden Christensen de Anakin Skywalker nunca hubiera tenido el cierre que merecía. Pero ahora, después de todos estos años, Dave Filoni, el maestro definitivo y salvador de la galaxia muy, muy lejana, ha enmendado ese error a través de Ahsoka, permitiendo por fin al Anakin de las precuelas dejar el manto en paz.

Tanto si te encuentras en las filas de los fans de Star Wars que consideran a Luke el protagonista definitivo de la historia, como si piensas que, a la hora de la verdad, Anakin fue siempre el verdadero héroe y villano de la saga, no podemos negar que George Lucas concibió fundamentalmente su ópera espacial en torno a la trágica historia de un niño que crecería para aterrorizar a toda una galaxia antes de encontrar la redención a manos de su hijo, sirviendo la brecha generacional como alegoría definitiva de los conflictos entre padres e hijos.

Publicidad

En lo que se refiere a ese motivo, Star Wars logra tocar todas las notas correctas en un grado u otro, pero la disparidad entre Darth Vader y el Anakin Skywalker de Christensen sigue siendo una disonancia narrativa palpable incluso después de todos estos años. Puede que Anakin se convirtiera en Vader en los momentos finales del Episodio III – La venganza de los Sith, pero el personaje live-action que conocemos como el Elegido y su abrupto giro hacia el Lado Oscuro nunca dio la sensación de haber tenido suficiente preparación, y mucho menos una despedida satisfactoria.

Publicidad

En esencia, el tercer acto de la trilogía de precuelas empuja de repente a Anakin hacia Vader y luego pide al público que busque la culminación de su historia en otra película, con otro actor, de un tiempo muy lejano. No importa que Lucas -al estilo clásico de Lucas- cambiara la escena del Fantasma de la Fuerza en El Retorno del Jedi para que Hayden Christensen volviera a la saga, porque muchos fans lo consideraron un fanservice barato, y con razón.

Por eso el quinto episodio de Ahsoka es una bendición en la línea temporal de Skywalker, ya que por fin da a Hayden Christensen la oportunidad de mostrar a los fans su posición en el mundo de Star Wars.

Publicidad

Desde principios de los 80, cuando se estrenó la última película de la trilogía, la gente ha estado debatiendo sobre la moralidad de Vader y sobre si una sola acción como arrojar a su malvado jefe por el hueco de un reactor, y salvar así a su hijo, le “redime” necesariamente de alguna manera significativa. Al fin y al cabo, estamos hablando de una persona que mató a innumerables inocentes, presidió la subyugación tiránica de trillones de personas y aseguró la casi destrucción de la Orden Jedi.

¿Volvió realmente Anakin a la luz, o fue la lástima lo que le movió a enfrentarse a Palpatine? ¿Es ese momento de comprensión tan profundo que consigue convertirse en uno con la Fuerza a pesar de todos sus crímenes? ¿Y eso significa que ya no hay Vader en él? ¿Puede aparecer ante las nuevas generaciones de usuarios de la Fuerza como lo hacen Yoda y Luke?

Publicidad

Ahsoka responde finalmente a todas estas preguntas trayendo de vuelta a Anakin para darle a la protagonista su última lección. Esta versión de Anakin que vemos en Mundos entre Mundos parece encarnar el equilibrio que las profecías a medida siempre mencionaban, ni encarnando completamente la luz (su versión anterior) ni aceptando la oscuridad. Anakin se enfrenta a Ahsoka en su forma más antigua y luego se transforma en Vader -o al menos en Vader si no se hubiera achicharrado en las laderas fundidas de Mustafar- y confirma que siempre conservará la parte de él que sucumbió a las tentaciones del Lado Oscuro.

Publicidad

Aunque Ahsoka no tenga nada que ver con el Anakin de Hayden Christensen, ésta fue siempre la redención que esperábamos así de su personaje. Ahora sabemos que Anakin ha encontrado realmente la paz y que quizá se encuentre en el cenit de su sabiduría como hombre que miró al abismo mucho más tiempo que nadie, pero que al final encontró el camino de vuelta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos

Trending