Síguenos

Críticos arremeten contra Joker por ser una apología del hombre blanco resentido

Cine

Críticos arremeten contra Joker por ser una apología del hombre blanco resentido

Joker ha sorprendido a la crítica al ser proyectada en el Festival Internacional de Cine de Venecia, los comentarios positivos son abundantes, pero ciertos especialistas han prestado atención a un detalle que ya se había mencionado desde los tráilers, que el protagonista es un hombre blanco resentido, soltero, frustrado, que acaba consumido por la locura y se convierte en un criminal.

A simple vista, esto no tiene por que tomarse como un aspecto que le reste calidad a la obra de Todd Phillips, sin embargo (según los detractores), el momento histórico por el que pasa Estados Unidos parece no ser el adecuado para un villano como éste. El hombre blanco adinerado es el enemigo público número uno en Hollywood (al menos lo es simbólicamente) y su máximo exponente es el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Pero el protagonista de Joker está muy lejos de ese estereotipo, el representa a otro tipo de hombre blanco, a los llamados incels, sujetos que al no ser muy atractivos para el sexo opuesto y/o no saber relacionarse, terminan aislándose y deprimiéndose, lo cual los lleva a culpar a los demás de su desgracia y en los peores casos cometen actos barbáricos como tiroteos motivados por el odio.

Un Incel (involuntary celibate), célibe involuntario, es un hombre heterosexual lleno de resentimiento, misoginia y en muchas ocasiones forma parte o se considera simpatizante de un grupo supremacista blanco. Según los críticos, Joker falla pues no queda del todo claro si condena o celebra al incel protagonista que termina siendo una gran mente criminal.

Inevitablemente, Arthur Fleck forma parte de cierto grupo que ha crecido odiando a la sociedad debido a que ésta lo ha pisoteado una y otra vez a lo largo de su vida. Cuando naces bajo condiciones precarias y en un contexto que solamente favorece el desencanto y la miseria, es bastante normal que te conviertas en el sostén de todo tipo de resentimientos y enfermedades mentales. Quizá Joker es una gran película, tal y como lo están asegurando innumerables críticos, no obstante, los creativos deben tener cuidado al momento de desarrollar ciertos personajes vinculados con la situación de violencia que hoy se vive en el mundo.

Joker se ha convertido en un triunfo arrollador durante el Festival Internacional de Cine de Venecia. Todd Phillips, Joaquin Phoenix y el resto del elenco han sido elogiados por su trabajo, además, se espera que esta película cambie de manera radical la concepción que tenemos sobre las cintas vinculadas al género de superhéroes. El Guasón siempre ha sido un personaje memorable, pero con esta entrega su leyenda quedará grabada con mayor fuerza en la memoria de sus seguidores y ajenos.

Joker llegará a los cines el próximo 4 de octubre. A continuación te presentamos algunas de las críticas que ven al personaje como una apología sobre el hombre blanco resentido o una figura ideal para los incel.

David Ehrlich en IndieWire:

Es un tóxico grito de llanto para los incels que se tienen autocompasión.

Owen Gleiberman en Variety:

Joaquin Phoenix es impresionante como un ñoño enfermo mental que se convierte en el payaso asesino Joker. [Todd Phillips] crea una obra de moralidad psicológica deslumbrantemente perturbada, una que habla de la era de los incels y los tiroteos masivos y la política de la desesperanza, del tipo de odio que emerge de los sueños aplastados.

Stephanie Zacharek en TIME:

Phillips quiere que pensemos en que nos está dando una película sobre el vacío de nuestra cultura, pero en realidad, solo está ofreciendo un excelente ejemplo de ello. […] La película glamouriza a Arthur incluso mientras le dice que no con la cabeza de forma triste a su comportamiento violento. Hay una subtrama sin propósito que involucra a la vecina del departamento de Arthur, a quien interpreta Zazie Beetz, en un papel subdesarrollado. Arthur está enamorado de ella y aunque no le hace daño, sigue habiendo algo perturbador sobre la atención que le pone. Podría ser fácilmente adoptado como el santo de los incels.

Richard Lawson en Vanity Fair:

Hay un innegable estilo y carga en Joker, un filme que se teje con una sucia inexorabilidad. Es emocionante en la forma más lasciva, un filme snuff sobre la muerte del orden, sobre la podredumbre de la ética de gobierno. Pero desde más lejos, fuera en el calor de Venecia, también puede ser irresponsable propaganda para los mismos hombres que está patologizando. ¿Es Joker celebratoria o aterradora?

Alex Perry de Mashable:

Joker es tan estéticamente impresionante, efectiva y persusiva respecto a su propia realidad que se ve con claridad cuán fácilmente podría ser malinterpretada y cooptada por los “enfermos mentales solitarios” de 4Chan y los Incels, elementos que pretende satirizar de forma oscura.

Glenn Kenny en Roger Ebert:

Como comentario social, Joker es basura perniciosa.

Justin Chang de Los Angeles Time:

Joker se transforma en un panorama de decadencia urbana y caos humano: tiene guerra de clases, ánimos raciales no expresados y un protagonista que podría ser una acusación o una mascota del movimiento incel.

vía Tomatazos

Anuncios
Comentarios

Comentarios

Más en Cine

Publicidad

Populares

Anuncios

Facebook

Subir