Síguenos

Piden cancelar a Pepe Le Pew por fomentar la “cultura de la violación”

Noticias

Piden cancelar a Pepe Le Pew por fomentar la “cultura de la violación”

Un columnista del New York Times acusó que la caricatura de Warner Bros. ha naturalizado actos de violencia hacia la mujer.

Es uno de los personajes más recordados de los dibujos de Looney Tunes de la Warner: Pepe le Pew, una apestosa mofeta francesa que en cada capítulo se enamora perdidamente de una gata que no sabe cómo deshacerse de tan pegajoso pretendiente.

Charles M. Blow, editor del New York Times, publicó una columna de opinión en la que analizó cómo la discriminación, el racismo o el sexismo fueron inculcados por caricaturas en Estados Unidos.

En esa línea, una de las figuras que se alza como “promotor” de la cultura de la violación desde una edad muy temprana es Pepe Le Pew, el zorrillo francés de los “Looney Tunes” de Warner Bros..

Por lo mismo, M. Blow publicó en Twitter escenas que fueron exhibidas en la televisión abierta de Estados Unidos y gran parte del planeta. Al mismo tiempo, fue enumerando los hechos que lo hacen ser un símbolo de la cultura de la violación.

Primero agarra y besa a una chica desconocida repetidamente, sin su consentimiento y contra su voluntad.

Además, agregó que “ella lucha con todas sus fuerzas para alejarse de él, pero él no la libera” y que, en un tercer término, el zorrillo “cierra una puerta para evitar que ella se escape”.

Esto ayudó a enseñar a los niños que “NO” en realidad no significaba no, que era parte del ‘juego.

Junto con eso, el columnista manifestó que Pepe Le Pew “enseñó que incluso las objeciones físicas de una mujer eran normales, adorables y divertidas. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de hablar”.

Los blogs de RW están enojados porque dije que Pepe Le Pew se sumaba a la cultura de la violación. Veamos. 1. Agarra / besa a una chica / extraña, repetidamente, sin consentimiento y en contra de su voluntad. 2. Ella lucha poderosamente para alejarse de él, pero él no la liberará. 3. Cierra una puerta para evitar que ella se escape. Esto ayudó a enseñar a los niños que “no” no significaba realmente no, que era parte del “juego”, la línea de partida de una lucha por el poder. Enseñó que superar las extenuantes, incluso las objeciones físicas de una mujer, era normal, adorable, divertido. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de HABLAR.

Más en Noticias

Subir