Síguenos

Aseguran que el “Butthole Cut” de Cats es real

Cine

Aseguran que el “Butthole Cut” de Cats es real

Los rumores sobre el “Butthole Cut” de Cats comenzaron cuando el guionista Jack Waz recogió las declaraciones de un productor de efectos visuales que conocía el trabajo que supuestamente se hizo para borrar los oficios anales de los gatos de una versión de la película.

Estos rumores iniciaron una tendencia en Twittter que bajo el eslogan #ReleaseButtholeCut que pedía esa supuesta versión de la película viera la luz. Posteriormente nuevos reportes  deshecharon dichos rumores pero ahora todo apunta a que el “Butthole Cut” de Cats efectivamente habría existido.

The Daily Beast no quiso olvidarse de la posibilidad de una versión más rara de Cats y logró contactar a un artista de efectos visuales que trabajó en la película. Esa persona, que pidió no ser identificada, no solo reafirmó que el “Butthole Cut” de Cats sería real, sino que también sostuvo que todo el proceso para la creación de los efectos visuales de la película fue un verdadero infierno.

De acuerdo a esta persona, la producción de Cats estaba a mitad de camino cuando el equipo notó por primera vez un nuevo detalles en los felinos protagonistas.

Cuando estábamos mirando las reproducciones, pensamos, ‘¿Qué demonios? Ustedes ven eso ?!’”, relató el artista. “Lo detuvimos. Llamamos a nuestro supervisor y pensamos: ‘¡Hay un maldito orificio anal allí! ¡Hay orificios anales!’ No eran prominentes, pero se veían … Y estabas como,’¿Qué demonios es eso? … Hay un puto orificio anal allí’. No estaba en tu cara pero, al mismo tiempo si estabas buscándolo, lo verías.

El artista consultado por The Daily Beast dice que la inclusión de ese detalle en el diseño de los gatos de Cats no fue algo que se habló por parte del equipo encargado de hacer los efectos visuales de la película.

No hubo nadie que dijera: ‘Queremos orificios anales’. Fue una de esas cosas que simplemente sucedió y se deslizó.

Para evitar más complicaciones en una apuesta que ya tenía problemas, una sola persona fue contratada para asumir la misión de borrar los oficios anales de los gatos.

No obstante, de acuerdo a esta fuente, los problemas en la producción de Cats no se acotan esa situación.

Según la fuente, el equipo encargado de los efectos visuales de la película fue sometido a largas horas de trabajo y tuvo que lidiar con la poca experiencia del director Tom Hooper con este tipo de producciones. Algo que en última instancia solo hizo más difícil  su misión de adaptar el famoso musical .

Fue pura casi esclavitud para nosotros, cuánto trabajo le dedicamos sin tiempo y todo fue difícil”, dijo la fuente. “Estábamos tan apurados en el proyecto que no teníamos tiempo para nada. Entonces, cuando la gente dice: ‘Oh, los efectos no fueron buenos’ o ‘La animación no es buena’ o algo así, no es culpa nuestra. No tuvimos  tiempo. Seis meses para hacer un trailer de dos minutos y cuatro meses para hacer una película de una hora y media. Mis cálculos son bastante buenos … Podrías pensar que eso no tiene ningún sentido.

La persona que habló con The Daily Beast recuerda semanas de trabajo de 90 horas y acusa a Hooper de ser un director “horrible” y “condescendiente” que simplemente no sabría cómo funciona la animación.

De hecho, la fuente sostiene que Hooper habría exigido “ver videos de gatos reales realizando las mismas acciones que los gatos harían en la película. Y como saben, los gatos no bailan”.

Comentarios

Comentarios

Más en Cine

Subir